JULI Y SALDIVAR OREJA EN DESILUCIONANTE TARDE EN SAN LUIS

PicsArt_02-11-08.10.21

San Luis Potosí, SLP / Felipe Morales

Julián López “El Juli” y Arturo Saldívar realizaron sendas faenas que calaron hondo en el ánimo del público, trasteos coronados por estocadas que les propiciaron el triunfo cortando una oreja por coleta ante un lleno hasta el reloj del Paseo.

Con ese entradón y un público dispuesto a divertirse y emocionarse inició la temporada taurina en San Luis Potosí a cargo de la Empresa que comanda Joaquín Guerra y que echó la casa por la ventana con un cartel de tronío y un encierro de prestigio como es el hierro de Xajay.

Complementaron el cartel el rejoneador potosino Jorge Hernández y el diestro queretano Octavio García “El Payo” cuya actuación fue reprochada por el público; el caballista errático y el matador ante el lote menos potable y con una dosis de apatía que no le permitió esforzarse.

Los toros de Xajay fueron justos en presencia y desiguales en juego, destacando los desorejados “Romerito” y “Listonero” corridos en tercer y cuarto lugares.

Jorge Hernández Gárate se fue entre reclamaciones luego de una labor regular solo destacando la parte de la faena sobre los lomos de un tordillo rodado con el que logró templar la embestida del colorado “Chaparro”, batalló con la hoja del peral.

Julián López “el Juli” se retiró entre la silbatina tras pasaportar a “Lunero”, que no se prestó para el lucimiento; el madrileño falló con la espada, recurrió al descabello errando también pero cambió las lanzas por cañas al salir por el umbral de los sustos “Romerito” al que le cuajó una faena variada desde el capote y con la muleta logrando pases profundos dejando ver su enorme poderío y oficio, mató de estocada entera y descabello para cortar el apéndice.

El Payo no estuvo en su noche, su primero se llamó Fandango, un toro que caminó pero al que el diestro no le encontró la distancia, dedicándose a pegarle pases sin temple ni cadencia, mató de estocada tendida y trasera para ser aplaudido aunque un sector calló.

Su segundo de nombre Buleria fue peligroso, y el Payo no quiso saber nada por lo que abrevió sin intentar la faena de aliño; pasaportó al burel de dos pinchazos y estocada para escuchar aviso y ser abucheado.

Arturo Saldivar se echó al público a la bolsa en sus dos turnos; el primero de su lote de llamó Alegría y tuvo gran recorrido aprovechado por el torero, la clave para lograr la faena fue la puya, un pinchazo apenas señalado. Saldivar corrió la mano a placer y adornando la labor con cambiados y detalles aplaudidos; la estocada fue entera para cortar la oreja.
El que cerró plaza “Listonero” tuvo recorrido y el torero con actitud y ganas de ser el triunfador absoluto le arrancó pases pero no consiguió finalmente hilvanar la faena y para colmo falló con el acero para ser ovacionado.

La empresa anunció con una manta paseada por los monosabios la celebración de la próxima corrida, será el 23 de marzo con Pablo Hermoso de Mendoza, su hijo Guillermo y a pié, Sergio Flores y Joselito Adame.

📸Martin Baez