PERERA A HOMBROS EN AZPEITA

1501370257531

Azpeita, España / EFE

La primera de feria en Azpeitia empezó con susto, el protagonizado por Curro Díaz, que reaparecía de la grave cornada sufrida hace dos semanas en Manzanares (Ciudad Real), y que fue cogido aparatosamente por el primero de la corrida.

No hubo cornada, pero sí una fea caída, de la que quedó fuera de combate, por lo que tuvo que ser conducido a toda prisa a la enfermería, de donde volvió a salir para dar cuenta del cuarto, un toro noble y con calidad al que estructuró una faena de bellos pasajes al natural, merecedora de un trofeo.

Perera, que fue ovacionado con el complicado toro que volteó a Díaz, y que fue silenciado también con un primero de su lote de nulas opciones, se desquitó con el buen quinto, toro noble y humillador, al que el extremeño cuajó de “pe a pa” en una faena de templados, largos e hilvanados muletazos sobre ambos pitones. Dos orejas sin discusión.

Y el peruano Roca Rey se fue de vacío al corresponderle el peor lote. Su primero se negó enseguida, y el sexto tampoco fue para tirar cohetes. Anduvo esforzado con ambos, con sobrada firmeza, pero sin poder alcanzar el triunfo deseado.