Admin noviembre 24, 2019
FB_IMG_1574898004516

CDMX, Mx / Reynaldo Palomares

Juan Pablo Sánchez cortó la única oreja de la cuarta de Temporada Grande ante otro encierro de mansos y descastados ahora de la ganadería De la Mora. Silveti no fue su tarde y Marín se pasó de lidia en el potable sexto.

JUAN PABLO SANCHEZ.
Abrió plaza luz de luna cardeno bragado bien puesto con 570 kilos al que lo brega con mandiles rematandolo con una media, con la franela inicio con pases por derecha flexionando la rodilla para lleverlo a los medios donde interpretó cuatro tandas por derecha con temole y arte, probó por naturales sin respuesta del socio regreso por derecha para otras tandas con el socio cosido a la franela, se fue derecho para buena estocada se otorga la oreja bien ganada, y aplausos al toro en el arrastre.
Su segundo, barba roja aldinegro bragado cornivuelto con 563 kilos, inicio con verónicas en el tercio, con la muleta doblones en el tercio y tres tandas por derecha en los medios, probó por naturales sin éxito por lo que retornó a derecha con la res en tablas donde le cuajo dos tandas con su sello, con el acero estocada y descabello, lo llamaron para dar buelta al ruedo.
DIEGO SILVETI.
El segundo de la tarde, platero, cardeno oscuro delantero montado con 595 kilos, lo brego de inicio sin más, con la muleta con un toro enrazado y con sentido pocos pases enmendando entre uno y otro sin poder redondear mal con el acero se fue entre abucheos.
Con el quinto, itzmeño, negro zaino cornidelantero con 523 kilos, brego de entrada quito por chicuelinas ceñidas rematadas con rebolera en banderillas salydo en el tercio Cristian Sánchez, con la muleta, se vio sin plan con un toro que le exigió termino con manoletinas en tablas hasta ser alcanzado sin consecuencias mal con el acero hasta escuchar un aviso.
GINES MARIN.
Con el tercero de la tarde, siete mares, negro zaino bien puesto con 561 kilos, empezó con veronicas combinadas con chicuelinas y fregolinas rematadas con una media, con la muleta, estatutarios a pues juntos en el tercio y randas llebas de arte y sentimiento pir anbis lados renatadas con trincherillas y pecho, el toro se refugio en tablas y ahí le cuajo otras nas en un oalmo de terreno, mal con el acero perdiendo trofeos, saludó en el tercio.
Cerró plaza con ojos mios entrepelado meano delantero vuelto con 570 kilos, lo brego de entrada sin más, con la franela se lució con una tanda de rodillas en el tercio toreandolo con arte y remarandolo con el de pecho viendo a las alturas, siguió con tandas por los dos lados renatadas con vitolinas y desden, mal cin el acero saludó en el tercio.