LA DIPUTADA FIFI

PicsArt_10-09-03.44.34

CDMX, Mx / Eduardo Rodríguez

“Tu nivel más alto de ignorancia es cuando rechazas algo de lo cual no sabes nada…”

Así define el psicólogo Wayne Walter Dyer, a la ignorancia voluntaria; esa que deja fuera a los espacios de aprendizaje; a aquella que aparece como rechazo; y la que hace que se pierdan oportunidades de reconocer, descubrir y asombrarse; de disfrutar de conocimientos, lugares, roles, y miles de otras posibilidades por no abrirse a aprender.

Situaciones que se dan a diario con la mayoría de los legisladores que ignorantes de las necesidades reales del pueblo que los eligió, viven en su mundo de fantasía y de ilusión, el cual les provoca, no conocer los verdaderos problemas y necesidades del que dicen ser parte, su pueblo.

Y, si es triste y frustrante que la mayoría de las actitudes de los diferentes grupos y portavoces, especialmente de los partidos animalistas y ecologistas del país; no tengan ni la más puta idea de los alcances de las diferentes propuestas abolicionistas como la que se han presentado a lo largo de su historia y muy recientemente hace algunos días, específicamente la de la diputada Alessandra Rojo de la Vega Píccolo; y que afectan directamente la celebración de corridas de toros en esta ciudad.

Y cuando hablo de alcances es a eso justamente a lo que me refiero; a los alcances y las consecuencias que una decisión estúpidamente no pensada pueden provocar.

Olvidémonos momentáneamente de la cuestión cultural o histórica que definitivamente tiene intrínseca la fiesta brava; porque supongo yo –aunque la suposición sea la madre de todas las pendejadas- que esta señora, como flamante representante popular debe de tener idea de que existen más de 260 ganaderías de toros de lidia inscritas en la ANCTL (Asociación Nacional de Criadores de Toros de Lidia) del país y que acabar con las corridas de toros es una sentencia de muerte para la especie.

Creo yo que la señora, también debe de estar enterada del número de cabezas de ganado que existen en el país; además de la relación ecológica que gracias al toro de lidia existe en las miles de hectáreas que ocupan las dehesas para la cría del ganado bravo; ecosistemas enteros que desaparecerían a raíz de su propuesta de extinción del ganado bravo, lo que significaría un verdadero ECOCIDIO, el cual seguramente tanto la diputada como sus brillantes asesores tendrán perfectamente calculado como consecuencias inmediatas de sus propuestas.

Se entiende que también tendrá calculada la cantidad de cabezas que serán enviadas al matadero, y la cantidad de carne que invadirá el mercado nacional; porque supongo que la diputada, también tendrá contemplado que entenderá como empresaria, que mantener una ganadería de ganado bravo sería totalmente inviable como inversión ya que el ganado no será utilizado para lo que fue criado; y al ser una raza especial y no de engorda, su propuesta enviará a miles de vacas de vientre, becerros, becerras, erales, becerros no natos, novillos, toros y sementales al matadero, provocando con su propuesta la extinción de esta hermosa y particular raza.

Para proponer prohibir las corridas de toros, la señora debe de tener conocimiento supongo también, de que en esas casas ganaderas, además de crear, criar, alimentar y mimar al toro bravo; laboran PERSONAS; hombres y mujeres –mujeres a las cuales dice ella en sus constantes discursos querer empoderar- que con su propuesta abolicionista, perderán toda fuente de ingresos que hoy devengan.

Quiero suponer que su propuesta tiene ya pensada también, la forma en la que van sustituir y a remunerar la pérdida de dichas fuentes de empleo; el lugar en donde reasignarán a todas esas familias que hoy viven y laboran en el campo bravo mexicano; así como los diferentes servicios que tendrán que proveer a esa fuerza laboral que con su propuesta quedará totalmente desamparada.

Quiero pensar también que la diputada dentro de su propuesta, tiene contemplada y calculada las pérdidas de empleos así como la forma en que estos serán remunerados; además del delito que cometerá al privar de su fuente de trabajo a toreros, novilleros, rejoneadores, subalternos, picadores, monosabios, cuadras de caballos, empresarios taurinos, etc.; y los empleos directos e indirectos que se perderían con su propuesta y que afectarían a miles de familias y empresas que dependen de la economía que generan las corridas de toros; hoteles, agencias de viajes, taxistas, vendedores, puestos de comida, artesanos, reporteros, compañías televisoras, carniceros, acomodadores, fotógrafos, camarógrafos, cronistas, taquilleros, etc., que se verán directamente afectados ellos y sus familias con la pérdida de sus empleos.

Como representante popular, debería de conocer la señora Rojo de le Vega –lastima de apellido- que lanzar una propuesta abolicionista sobre las corridas de toros, traerá como consecuencias una problemática real, que va más allá de posar en su mundo de juguete en la revista Hola o de festejar un Halloween con un sombrero de bruja en la revista Caras.

Hoy la señora Alessandra Rojo de la Vega Píccolo no es la socialité, ni la jet set que sale en revistas del corazón; hoy la señora tiene un puesto de REPRESENTACION POPULAR; es pues una representante del pueblo o lo que es lo mismo es NUESTRA EMPLEADA; y tiene que legislar para todo el pueblo y no solo para los dirigentes o intereses particulares de un partido político que ha sido una rémora y una carga para la sociedad; un partido político que como meretrices, como putas, se han vendido a los mejores postores que han estado en el poder y a los intereses particulares de sus dirigentes, sin mostrar ningún respeto, sin ideología propia, sin fundamentos éticos ni vergüenza.

¿Un ejemplo? Fue el mismo partido del que forma parte la señora Rojo de la vega, el que aliado con el PRI, ganó la gubernatura del estado de Veracruz, con nada más y nada menos que Javier Duarte, sí; el ahora exgobernador preso que ordenó dar agua como tratamiento a niños con cáncer en su estado. Mientras que el PVEM con Chuchito Sesma, si el que está casado con otra socialité, la nieta del genocida del 68 Gustavo Díaz Ordaz, se paraba a protestar con las manos llenas de pintura roja en las afueras de la Plaza de Toros México, a su aliado en Veracruz, le importaba un cacahuate que cientos de NIÑOS veracruzanos murieran al recibir agua en lugar de tratamientos contra el cáncer; un delito de lesa humanidad que en nuestro país sigue impune…

Definitivamente no aprenden de los errores que han cometido con sus distintas propuestas prohibicionistas; ni con sus prostitutas alianzas; los circos sin animales y su aberrante propuesta de pena de muerte son otro ejemplo de esto; sin embargo como persona que ostenta un cargo público y del cual cobra un salario y bastante FIFÍ por cierto, creo que debe de conocer todos los factores que implicaría la prohibición de las celebraciones de corridas de toros hoy en nuestro país y no engañar a la gente y engañarse a sí misma con cifras de “preferencias” que no sabemos ni de dónde las sacan.

En algo estoy totalmente de acuerdo con lo que plantea la diputada en su página de internet; yo también quiero una mejor sociedad, que sea menos violenta; más educada y con un mejor futuro; como representante debería ésta señora de poner el ejemplo; porque prohibir lo que no comparte y no entiende, nunca ha sido la mejor solución para tener una mejor sociedad, ni tampoco para ser más educado, ni ser menos violento, mucho menos para tener un mejor futuro.

Ojalá y la señora diputada, se diera el tiempo de conocer, de aprender de que se trata la fiesta brava; que dejara el no querer aprender y esa soberbia del que cree que todo lo sabe; de esa ignorancia que se usa como defensa contra el mundo; que deje esa rigidez de pensamiento para discernir en lo correcto o lo incorrecto y de aferrarse a lo que ella creé o piensa que es “lo correcto”.

Se vale decir “no sé”, esto la dignificaría como representante popular y sería reconocer la ignorancia desde el mejor lugar; y esto no implica mostrarse vulnerable, incompleta o ineficiente; sino darse la oportunidad de conocer algo antes de darse a la tarea de, no solo rechazarlo sino además intentarlo prohibir.

No me interesa en lo más mínimo, ni es el objetivo de este artículo, intentar cambiar la forma de pensar sobre las corridas de toros de una señora FIFÍ; si el hecho de que como representante popular tenga y esté abierta a diferentes formas de ver las cosas; y si después de esto, pesa más para esta señora la parte FIFÍ, la parte socialité y del Jet Set; pues hombre habrá que presentarles –si no los conoce, igual si- a los Bailleres, o a los Sordo Madaleno que le pueden dar un tour para salir en el Hola o en la Caras en donde podrá lucir el “outfit” campirano visitando alguna de sus ganaderías para que por lo menos sepa cómo se crea, como se cría, como nace y como vive un toro bravo y no hable como decimos en mi tierra no más a lo pendejo…

¿Pido imposibles verdad? En fin…

Reciban un fuerte abrazo y suerte para todos.

Un abrazo y suerte para todos…

Porra México A.C.
Eduardo Rodríguez Diez
Presidente

“El toreo es el único arte fugaz que impacta de un solo golpe todos tus sentidos y el único capaz también de llegarte con una sola imagen a lo más profundo de tu corazón”