Admin septiembre 13, 2019
FB_IMG_1568403766636

Ecostaurinos.com

El matador de toros Arturo Macías fue dado de alta la mañana del viernes, luego de permanecer por un lapso de cinco días internado en la clínica La Fraternidad en Madrid, España, tras ser intervenido de la grave cornada que sufrió el domingo pasado en el Desafío Ganadero.

Macías ha presentado una condición estable, aunque aún no puede mover el pie ni los dedos, siguen a la espera que reduzca la inflamación, dado que fue el golpe tan fuerte con el pitón que arrancó las ramificaciones del nervio ciático, esto es lo que imposibilita la movilidad y sensibilidad del pie derecho, también tendrá que llevar un proceso riguroso de rehabilitación para recuperar la función normal de su pie, y seguirá usando la férula alrededor de 45 días hasta que se consolide la fractura de peroné.

El hidrocálido, se encuentra muy motivado por volver a torear, con la ilusión de nuevamente vestirse de luces, deseando ponerse delante de la cara del toro.

Por lo pronto viajará a su tierra que es Aguascalientes, para continuar con el proceso de recuperación, estará en reposo en su domicilio al lado de su familia, y seguirá en observación médica y estará en constante comunicación con el Dr. Máximo García Padrós, jefe de los servicios médicos de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid, al pisar tierras hidrocálidas se pondrá en las manos del equipo del Dr. David Martínez, quien es el encargado del cuerpo médico de las plazas de la Capital.

Al respeto Macías comentó:

“Quiero darle las gracias a todo el personal de la clínica de La Fraternidad de Madrid por todas sus atenciones que han tenido, también quiero agradecer al Dr. Máximo García Padrós y a todo su equipo, han sido impresionantes las muestras de cariño que todos me han demostrado, me llevo el corazón lleno de amor y amistad, de tantos amigos, matadores, y personas que han venido a verme al hospital, es muy bonito sentirse también tan querido aquí en España, tantas llamadas, tanta gente en las redes sociales que estuvieron pendientes de mí, una de las llamadas que más feliz me hizo fue la de Simón Casas, empresario de Madrid, donde me demostró su preocupación por mí y por mi salud, y me reitero mi regreso el próximo año a la Plaza de toros de Las Ventas.”